Qué es una lovemark y cómo convertir tu marca en una de ellas

Las marcas generalmente tienden a conectar con el público por medio de la recordación, estar presente en la mente del consumidor, en su mayoría es el objetivo principal de las marcas. Sin embargo, el concepto de lovemark va mucho más allá que tener presencia en la mente, es una manera más personal de conectar con el público. Según estudios, las personas somos más emocionales que racionales, es por ello que mantener una relación cercana, duradera y sincera es un trabajo emocional: el poder incorporar sentimiento en una persona indica el gran impacto que este genera.

Asimismo, para lograr ser una lovemark, se debe tener presente el compromiso que la marca tiene con el usuario. La marca debe lograr que la gente sienta, pueda ser envuelto por sensaciones positivas que en un futuro marcará la experiencia y tendrá un sentimiento más fuerte por ella.

CONCEPTO

Este concepto fue creado por Kevin Roberts en 2004, se define como: la marca debe enamorar al consumidor. Juntar estas dos definiciones love y marca, dejan claro lo que se quiere lograr con el consumidor.

MARCA

Una marca es un conjunto de identidades que el consumidor asocia a la hora de elegir un producto. La marca sirve con diferenciador y esto ayuda a que pueda tener una identidad distinta a las demás. Para muchas personas es más fácil pensar en una marca que en un producto en particular, pues si no se tiene una personalidad definida y una identidad particular la marca es un producto de entre miles. Según el escritor Jean Noel Kapferer, la marca debe cumplir estas dos funcione importantes: identidad y diferencia, claves básicas para la atracción del consumidor.

El proceso de convertir a una marca en lovemark va mucho más allá de conectar con una identidad y diferenciación, estas funciones son básicas y el principio de un cambio importante que se da para conseguir ser lovemark. Para convertirse en esa marca amada, debe transmitir algún sentimiento al consumidor estos pueden ser: sensualidad, transmitir un placer y seducirlo de manera que el consumidor tenga ganas de más; intimidad, se debe profundizar el contacto con la marca, una relación íntima que abarque la confianza completa y por último misterio, no siempre es bueno mostrar todos los atributos de la marca, se debe generar un poco de misterio para que el consumidor quiera conocer más de la marca y tenga curiosidad por ella.

Se debe asociar a una relación de pareja, parece un poco complicado pero esta es la labor que se quiere lograr con la lovemark, una buena relación de pareja. Sin embargo, la existen empresas que no conectan con el público de la manera adecuada y tienden a caer en errores egoístas.

CONTROL ABSOLUTO

Algunas empresas están obsesionas con ver resultados rápidos y que se basen en la marca, resultados como: económico, porcentajes o cuestiones internas, el querer tener el control absoluto de lo que pase con la marca no es la manera adecuada de enamorar al cliente.

Para tener mejores resultados se debe enfocar más en el consumido, crear maneras de atraer y mantenerlos fieles, olvidando las cuestiones de marca.

CARECEN DE VALOR AGREGADO

Como se mencionó antes, el estar más concentrado en la marca y los resultados que este dé, se deja a un lado el objetivo emocional que se debe tener con el público.

Lo fundamental para conseguir que la marca sea una lovemark es crear emociones y no solo vender y producir productos, lo más importante es crear valores emocionales que puedan ser más fuertes solo un gusto o un buen producto.

LOVEMARKS

Algunas marcas ya han logrado penetrar en el corazón de los consumidores y cada que se menciona crea una importante sensación que se puede relacionar con vivencias personales o recuerdos que son favorecedores para la marca y el consumidor.

Coca-Cola: Esta marca puede tener el privilegio de ser la principal bebida que a una persona se le antoje. Con su concepto de felicidad ha logrado crear sentimientos importantes en cada consumidor, el crear una historia y relacionarlo con la marca ayuda de manera importante para lograr ser una lovemark.

Apple​​​​​​​​​​​​​​: Sin lugar a duda una de las más queridas por las personas, no tiene nada que ver con la tecnología o las herramientas que pueda tener mejor estos productos. La marca esta tan involucrada con su público que no hay forma que cambien a otra marca.

Inka Kola: enfocándonos en lo nacional, esta es una de las favoritas por la gran cantidad de identidad y emociones que brinda a los clientes peruanos. Se involucra con lo sentimental y con lo más importante que es para los peruanos: la comida, además de la historia que es tenerlo año tras año acompañando cada mesa.

Entre las lovemarks también se pueden involucrar los equipos de futbol, tiendas por departamento y personajes influencer: cantantes, actores, entre otros.

En conclusión, llegar a ser una lovemark es el último paso de una marca para proclamarse como exitosa. Pues brinda muchos beneficios, ser el preferido de muchas otras que no cumplen las expectativas deseadas es una de ellas.

Además, los clientes se sienten mucho más involucrados y generan una relación personal, en algunos casos si se comenten errores no será importante por la conexión y reputación que ya tiene con el cliente. Es más importante estar conectado con el público sentimentalmente que ser una más del resto que solo ofrece productos.

Leave a Reply